Julia

El otoño me trae un aire anticipado, el ruido de las olas mezclándose con la arena, una voz. Busqué en la guitarra mi canción preferida y la rompí, era diminuta pero cuanto amor traía. Caminé, buscando un por qué de lo que fue como contra indicaciones de la mente, desnuda, sin querer tocar, ni sentir, con miedo a la desobediencia. Esperando. Esperándote. Me perdí en un bosque, pensando.  Me perdí en la frescura, en la razón de los días como una forma de ser en el atardecer.                            Me enamoré sin pensar en nada más. Una loca enamorada de la vida, rompiendo todo y llorando, juntando florecitas, dejando que todo venga, dejando que todo pase.                                                            Que seas vos quien llegue al anochecer, que seas vos quien me termine de desnudar el alma, que me muestres mi melodía preferida. No quiero nada si no es con la brisa atrapada en mi pelo.

Veo figuras, explorando mis libros y mis discos, fantasmas sentados a la orilla de un río rosa, hoy una nueva función de las estrellas. Voy buscando ser, entre cigarrillos extraviando páginas finales. Siempre.

2 comentarios sobre “Julia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s