Cómo una canción.

Cuando llueva y sienta el esplendor en el techo voy a salir.
Va a llover, mi alma se va a calmar y en ese momento voy a sonreír.
Voy a viajar al norte de tu corazón y suplicarte ilusiones.
Mientras duermas,
voy a correr, voy a mojar mi mente serena que especula que en algún momento te vas a ir.
Voy a oírte lejos, el tiempo ya no existe, sólo esta tormenta dentro mío
y la verdad.Voy a salir, no voy a volver y cosas que no quiero contestar.

Anuncios

Rue de Versailles

La noche nos vió entrar por esa puerta.
Nos escuchó sobre la cama
riendo a carcajadas
dejando huellas en la alfombra
como estalactitas
bajo una lluvia sin dudas ni motivos.
Nos necesitábamos porque sí
como un cliché.
El cigarrillo me corría el carmín,
tus manos eran un ciclón dormido a punto de llevarme hacia una noche infinita.

Lento bailas y caes dentro de mí.

Nos escuchaban.

Espiaban tu sonrisa flagelante y hermosa por la ventana. Los transeúntes se guían por las marcas y tus besos estaban marcados por toda mi piel.

No es amor, pero siempre que te miro te siento.

Siempre voy a buscar como encontrarte, allá sobre la Rue De Versailles.

14

una visión me trajo hasta él
dormí bajo su sombra
mordí con locura el sabor de la pasión
de lo imperceptible a lo explícito
así es su amor.
Inquietante
Inmenso
cuando el sol quema
Inmenso
cuando la luna es hermosa.
Cuando amanece creo en su amor
cuando anochece prefiero sacudir mis heridas.
Lo que yo era, ya fue en alguna otra vida junto a él.
Ama, dijo la niña de oro.

Julia

El otoño me trae un aire anticipado, el ruido de las olas mezclandose con la arena, una voz. Busqué en la guitarra, mi canción preferida y la rompí, era diminuta, pero cuanto amor traía. Caminé, buscando un por qué de lo que fue, como contraindicaciones de la mente, desnuda, sin querer tocar, ni sentir, con miedo a la desobediencia. Esperando. Esperándote.

Me perdí en un bosque. Pensando. Pensandote. Me perdí en la frescura, en la razón de los días, como una forma de ser en el atardecer.

Me enamoré sin pensar en nada más. Una loca enamorada de la vida, rompiendo todo y llorando, juntando florecitas, dejando que todo venga, dejando que todo pase.

Que seas vos quien llegue al anochecer, que seas vos quien me termine de desnudar el alma, que me muestres mi melodía preferida. No quiero nada si no es con la brisa atrapada en mi pelo.

Veo figuras, explorando mis libros y mis discos, fantasmas sentados a la orilla de un río rosa, hoy una nueva función de las estrellas.

Voy buscando ser, entre cigarrillos extraviando páginas finales. Siempre.

 

12

La idea de que sientas algo más profundo no caduca, pero la idea sobre algo siempre termina defraudando o dando un motivo para ser feliz.